fbpx
ordenador potente para fotografía

¿Cómo hacer que tu ordenador vaya más rápido con Lightroom o Photoshop?

26/02/2021

¿Como optimizar tu ordenador para trabajar mejor con Lightroom o Photoshop?

 

 

Hay veces que abrir Lightroom o Photoshop puede ser desesperante.

Esperas, eternizadas aplicaciones de los ajustes de nuestras fotos, catálogos que tardan mucho en abrirse o fotos con las que nos tiramos muchos minutos esperando.

La solución a esto no es sencilla.

Como siempre digo, no se puede solucionar todo a golpe de billetera.

Algunos dicen: pues me compro un ordenador mejor.

Pero, ¿a que llamas mejor?

Volviendo al eterno ejemplo de los coches, tener un problema de que no te cabe un mueble en el maletero de tu coche, no se soluciona comprando “un coche mejor”, que por ejemplo, sea mejor por ser más rápido. O sea mejor por ser de una marca más afamada. O sea mejor por ser eléctrico.

Lo que necesitas es un coche con maletero mas grande.

O que tu mueble sea más pequeño.

Vamos a ver como aplicar eso en nuestro equipo.

 

Un maletero más grande.
Un ordenador más potente para fotografía.

ordenador potente para fotografía

No te flipes.

No te hace falta un ordenador gamming para fotografía. 

La fotografía, al menos que edites vídeo, no necesita tantos recursos.

Yendo al grano:

  • Procesador: la edición fotográfica no tira de mucho procesador. No te hace falta que sea tremendamente potente, cualquiera de los que se venden hoy te sirve. Por ejemplo un i5 de Intel de las ultimas familias está bien (8xxx, 9xxx)
  • Memoria: aquí si tienes que poner algo decente. Manejamos grandes cantidade de información y la memoria junto con el disco son los dos factores fundamentales. Aunque el mínimo recomendado es 16Mb, te recomiendo tener 32Mb, ni más, ni menos. Ya el tema de velocidades y otras características te las dará tu placa base.
  • Disco duro: otro de los grandes puntos que hay que mirar. Te recomiendo tengas un disco duro de estado sólido (SSD) para tener sistema operativo y programas. Y otro disco duro (preferentemente de estado sólido) para tener tus datos y fotos. A veces que también sea SSD y con mucha cantidad de información puede salir caro, en mi caso este disco de “datos” tengo uno normal HDD de 2TB.
  • Tarjeta gráfica: otro de los grandes mitos. Para edición de fotografía no hace falta la última tarjeta gráfica (sí, si vas a hacer edición de vídeo. Sí, si vas a hacer renderización en 3D). Pero no te hace falta para utilizar Photoshop o Lightroom, cualquier gráfica básica te vale, incluso las que vienen incorporadas. ¿Que puede ir mejor con una gráfica de 400 pavos? Irá, como si decimos que si para ir a hacer la compra al supermercado se va mejor en un Bentley o en un Golf. Irás mas a gusto, pero no te hace falta para nada. 

Nota de informática: ¿Y que equipo tengo? Hay gente que no sabe ni lo que tiene. Si eres uno de ellos, no me lo digas, me caen mal. Pero puedes solucionarlo con esta web, descargándote un archivo y analizará tu equipo para decirte lo que tienes y que tal va cada componente. 

 

Un mueble más pequeño.
Optimizar la información que manejas y liberar espacio.

 

 

Este es otro punto fundamental para trabajar cómodamente y de forma fluida, pero muy pocas personas le dan importante (o mejor dicho me hacen caso).

Los que lo hacen saben que al final, siempre tengo razón.

Los que no lo hacen, también. Os ahorro el camino: siempre tengo razón. 😉

Por lo que hacedme caso: optimizar la cantidad de información, es decir: dejemos de hacer fotos absurdas. Borremos fotos que están mal. Y así llegarán muchas menos a nuestro ordenador.

Un día, por probarlo, haréis esto y os fastidará no haberlo hecho antes.

Yo intento hacer las menos fotos posibles. Las que correspondan, no “tirar por tirar”

Tu obturador lo agradece. Tu tarjeta de memoria lo agradece (y trabaja más rápido).

El tiempo que pasas copiando las fotos será mucho menos.

El tiempo que tardas mirando y seleccionando fotos será mucho menos.

El tiempo que tardas editando será mucho menos.

La cantidad de fotos que guardarás y que manejarás editando será menos lo que se traduce en equipos más desahogados y flujos más rápidos.

Al final sumas el tiempo a lo largo de los años y son muchas muchas horas que ahorras y que puedes utilizar para cosas más útiles.

¿Cómo hacerlo? Fácil: no hagas tantas fotos.

En lugar de disparar absurdamente, primero mide bien, acostúmbrate a ello. Piensa tu foto.

Luego si te sale mal, bórrala inmediatamente. No “después”. No “en casa ya lo hago”.

¿Qué crees? ¿Que dejándola macerar la foto se corregirá sola?

Ahorra espacio y ahorra tiempo.

 

Espacios diferenciados

 

Otra manera de mejorar la velocidad de tus discos en el trabajo con fotografía es tener un disco para cada cosa. Es decir:

  • Un disco SSD para sistema operativo. Con uno tamaño normal te vale, que solo pongas ahí el SO, la instalación de programas. 
  • Un disco para fotos. Mira cuantas fotos tienes y calcula el tamaño del disco que necesitas. Yo tengo 200Gb de fotos de los últimos 15 años y me dedico profesionalmente a ello. Si tienes mas es porque no has hecho caso al punto anterior. Si puedes que sea un SSD.
  • Un disco para todo lo demás. Música (de esa que ya no escuchas porque vas con Spotify), películas (de esas que nunca has visto porque ves Netflix), archivos y documentos varios (que no sabes que es y te da pereza infinita ponerte a ordenar. Todo es en un disco aparte.

 

La idea es que tu espacio de discos esté desahogado.

Deberías tener al menos un 25% o 30% de cada disco libre. Si no es el caso, tendrás que buscarte otro disco. Cuando más libre estén, mejor pueden trabajar. Discos petados funcionan mal.

 

Nota de informática: asegúrate de no guardar cosas en carpetas como “Mis documentos”, “Mis fotos”, “Descargas”, “Escritorio”. Lo único que estarías haciendo es reventar tu disco principal de sistema y poner en peligro tus archivos si algo falla en el sistema operativo. Mejor en su disco correspondiente.

 

¿Y el backup?

Eso me da para otro post la próxima semana. Largo tema y tremendamente importante.

 

¿Y un ordenador gammer?

¿Te molan eh? Suelen ser coloridos y tener aspecto de tragarse a tu antiguo ordenador. 

Pero una mala noticia: no te hace falta.

Suelen ser equipos con grandes prestaciones, sobre todo en la parte gráfica. Quizás te convengan invertir el mismo dinero en meterle mejores discos y en memoria, la gráfica te da mas igual. 

 

¿Portátil o de escritorio?

Al menos que tengas una necesidad concreta por la cual necesites un portátil no es la opción recomendada. Si resulta que viajas mucho. Si tu espacio es tremendamente reducido. Si vas a trabajar en distintos sitios. Si por cualquier razón necesitas la capacidad de movimiento de un portatil, bien. Pero si no es así siempre un ordenador de mesa será: a) más barato b) más potente.

Suficientes razones.

Eso si, sea lo que sea, siempre edita con un monitor bueno.

 

¿Portátil o de escritorio?

¿Y qué monitor me compro? Otro componente fundamental.  Si antes te he sacado de la cabeza todas las cosas en las que NO deberías gastarte dinero, te habré ahorrado lo suficiente para buscar un monitor decente. No tiene que ser excesivamente caro. Y es algo que te durará muchos, mucho años.

Pero también es un tema para un próximo post.

 

¿Y si me compro un Mac?

 

La semana pasada hablaba de este tema de las marcas y de que no importan tanto como las “gamas”.

Una vez alguien me dijo: “cambié mi portatil por un Mac y va muchísimo mejor, el Mac es muchísmo mejor”. Yo le pregunté cual era su anterior portatil y me dice que uno que tenía ya unos 5 años y le costó unos 500€. Comparaba tecnología distinta y gamas distintas.

Le dije que mi portatil era nuevo, y me costó los mismos 1200€ que su Mac. Y los comparamos. 
El mío iba mucho más rápido. Encendido parecido, apertura de programas mejor, trabajo con muchos programas a la vez, petarlo a mover información, edición agresiva. Y en todos le ganaba.

No quiere decir que una u otra marca sea mejor. Sino que depende de las gamas. Mi portatil a igual precio tiene unas prestaciones mejores y por eso era más rápido. Pero no por ser o no ser Mac. No es mejor, no es peor. Solo que Apple siempre te obliga a utilizar gama alta. Es lógico.

 

Optimizar Lightroom y Photoshop

 

Además de la parte de de actualizar equipo, es una idea mirar las optimizaciones que se pueden hacer desde el propio programa  y que el mismo Adobe te ofrece:

Optimización de Adobe para Lightroom

Optimización de Adobe para Photoshop

Mira bien todo esto porque habrá muchas cosas que el programa trae por defecto y quizás no te hagan falta, por lo que desactivando estas opciones puede mejorar mucho tu rendimiento.

 

Optimizar tu cámara

 

Otro factor que afecta muchísimo al rendimiento de un equipo es la configuración de cámara. 

A veces veo gente que utilizar imágenes JPG de 30mb (tamaño grande, o resolución máxima) y pregunto si habitualmente pasan a papel o hacen recortes y me miran con cara de que les hablo de técnicas alienígenas de cocina. 

Si vas a pasar a papel, no te hace falta tanta resolución, mira tu cámara y evalúa tus opciones para que tus imágenes pesen menos y así tu flujo de trabajo sea mas ameno.

Por ejemplo yo tengo clientes que sus fotos solo irán a web, por lo que disparo en JPG resolución de 10mb, sobrado para algún recorte y para web. Como es un cliente en el cual solemos disparar unas 700 fotografías por evento, es muy ágil trabajar con archivos pequeños y no hace falta más.

He visto incluso gente que dispara en RAW+JPG y preguntas si editan los raws.

Vuelve esa mirada sobre la cocina alienígena. 

No conozco verdaderas razones para utilizar esta configuración pero hay quien tiene algún argumento que la justifica. Si no sabes ni que es un RAW, asegúrate que tu cámara está en JPG y el tamaño que tiene. De esta forma tu flujo irá mucho más rápido.

 

 

Conclusiones

 

Los factores que más influyen en la edición fotográfica respecto a la velocidad de un ordenador son:

 

  • Tener un flujo de trabajo optimizado: fotos seleccionadas y de tamaño adecuado
  • Tener un ordenador tecnológicamente decente: procesador bueno y mucha memoria
  • Tener unos discos organizados: uno para cada cosa y si es posible, rápidos (SSD) y con espacio
  • Optimizar los programas (LR y PS) con los ajustes que necesites.

No te hace falta gastar dinero en grandes equipos y si puedes, optimiza tu presupuesto gastando solo en lo que necesites con un equipo a medida, o al menos, que tenga las características que más te hacen falta.

 

 

 

 

Sobre el autor:

Juanjo Jaq

Director y profesor de cursos avanzados de la Escuela de Fotografía L2Q2. Miembro de la Junta Directiva de la Asociación L2Q2. Director de Comunicación y Contenidos de JAQ.es.

Noticias relacionadas…

× ¿Dudas?